wedding planner
Muchas veces al planificar un evento creemos poder con todas las tareas que se avecinan, pero en la mayoría de los casos luego de reuniones, visitas y discusiones queremos delegar el trabajo y solo disfrutar del gran día. Para los que todavía no se convencen aquí van 15 razones para contratar una organizadora.

1- Experiencia
Toda organizadora de bodas ha pasado por la situación que quizás ustedes van a pasar por primera vez en la vida. Quizás no tengan mucha experiencia pero a veces poco es mejor que nada.

2- Estudios o formación académica
La mayoría ya realizo algún curso al respecto o son técnicos en ceremonial y protocolo.

3- Sangre fría
Por más contentos y entusiasmados que estemos con nuestro evento, los conflictos y los problemas nos pueden sacar canas verdes y alguien tiene que mantener la calma.

4- Trato con proveedores
El conocer y trabajar con diferentes profesionales les permite encontrar a la persona adecuada para ustedes y su evento.

5- Ahorro
Si bien algunas cobran comisiones a los profesionales, les pueden ajustar los costos según su presupuesto de maneras increíbles.

6- Cálculos
Si la diseñadora les pide 3 metros de tela para un vestido corto o el decorador pide 25 mtrs cuadrados de pista de baile para 100 personas una verdadera organizadora está en condiciones de discutir esas cifras.

wedding planner
7- Ideas
Quizás ustedes sueñan con todos los detalles de su fiesta desde hace mucho, pero escuchar las ideas o consejos de quien trabaja en esto les puede hacer mejorar o incluir cosas que no habían pensado.

8- Intermediación
Posiblemente entre los proveedores y los novios, entre la suegra y la novia o quizás entre una quinceañera y una hermanita celosa, muchas veces es mejor que las cosas las plantee un tercero.

9- Esquemas de trabajo
Quizás ustedes no sepan por dónde empezar o en el día del evento se preocupen por los detalles de último momento y no de las pruebas de sonido o del chequeo de bebidas. Una buena organizadora debería respetar el esquema para que todo salga como corresponde.

10- Para entender muchos “por qué”
Toda organizadora sabe por qué se respetan ciertas tradiciones y si ustedes desconocen algunas o no quieren seguirlas, están en todo su derecho, pero saber los argumentos y significados les va a dar razones para decidir.

11- Para relajarse
Sabiendo que el gran día tienen a alguien que les va a hacer cumplir con todo lo que planearon y que también va a solucionar todo lo que se presente.

12- Para ganar tiempo
Si una organizadora los escucha atentamente, va a saber presentarles la propuesta que se ajusta a lo que ustedes quieren y no perder tiempo recorriendo lugares y viendo cosas que no van.

13- Caradurez (en el buen sentido)
Algunos vendedores saben entusiasmar, presionar, imponerse y hasta hacer sentir mal a las novias y quinceañeras con sus sugerencias, una organizadora resiste cualquier número o precio que le digan y puede negociar por ustedes sin que la presionen fácilmente.

14- Porque pueden encontrar lo que imaginen
Muchos detalles no están disponibles a particulares pero si a mayoristas y organizadoras y si no existe van a conseguir quien lo fabrique o lo invente.

15- Porque los invitados agradecen que alguien atienda los pequeños detalles
Ya que muchas veces no quieren molestar a los anfitriones para preguntar si hay un menú vegetariano o pedir una aspirina.

Por estas razones y otras más, siempre se recomienda contratar una persona que, en el día del evento, se transforme en una representante de la familia y hasta en un hada madrina custodia de sus deseos.

Comentarios

comentarios

Tagged on: