La nutricionista Angie Paiva, afamada por sus métodos de la “no dieta” y “el placer del día”, nos cuenta cómo trabaja con sus pacientes que se están por casar. Sus técnicas para estos casos van más allá de la selección de alimentos, contemplan desde la despedida de soltera hasta el manejo de las emociones y el estrés en el que puede estar sometida la paciente en estos momentos.

Sus planes incluyen alimentos que mantienen a la mujer emocionalmente estable.

Prepararse con tiempo
Angie Paiva se especializó en la rama de la “no dieta”. La meta con sus pacientes no es alcanzar un número en la balanza, sino instalar un estilo de vida saludable. Por eso insiste en el caso de las mujeres que se están por casar, que inicien el tratamiento unos 6 meses antes cuando hay al rededor de 10 kilos para bajar, y hasta unos 3 meses antes cuando hay 5 kilos por bajar. Todo esto con el fin de que sea algo sostenible en el tiempo, y sobre todo para evitar el efecto rebote.

Controlar las emociones
La profesional asegura que los planes rigurosos no son recomendables para nadie, y mucho menos para las novias, porque ellas están sometidos a picos de estrés y ansiedad, lo que finalmente desemboca en atracones. “Mis planes contemplan alimentos como banana, almendras, aquellos que elevan la serotonina, alimentos que te hacen feliz”, asegura.

angie paiva programa de radio

Angie Paiva durante su participación en el programa de radio “Sonido Urbano” (105.1 FM)

Los ciclos femeninos
También tiene en cuenta los ciclos femeninos “La mujer antes de menstruar puede subir hasta 1 o 2 kilos sólo por retención de liquido, por eso no recomiendo a mis pacientes pesarse en esos días”.

Seguir disfrutando
En el tratamiento con Angie Paiva, un mes antes de la boda la paciente llega a su peso ideal y ya se enfoca en mantenerlo. Para esto, se tienen en cuenta las diversas actividades sociales que tiene la novia en esas épocas. “Por ejemplo, en la fecha de despedida de soltera, la novia debe comer súper sano durante todo el día, y a la noche, a la hora de la fiesta, darse el gusto, y eso sí, al otro día ya a recuperarse”.

Cuando se acerca el gran día
Faltando 10 días para la boda, que son los días más intensos emocionalmente, la profesional sugiere a sus pacientes evitar la ingesta de alimentos ricos en fibra. “Las emociones y el estrés muchas veces repercute en los intestinos y eso genera episodios de ir al baño frecuentemente”.

novia nutricion

A futuro, con la pareja…
Luego de lograr el desafío de llegar a la fecha de la boda con el peso ideal, sigue el plan de mantenimiento. Ahora se tiene en cuenta el cambio de vida de la paciente recién casada, “Estadísticamente, las mujeres suben 5 kilos al casarse y los hombres 8 -con o sin hijos-“.

Para esto, Angie Paiva sigue acompañando a sus pacientes en el mantenimiento de los buenos hábitos, ahora ya en pareja. “El acompañamiento en la casa es fundamental” afirma la nutricionista que además hizo una especialidad en el “Comer Emocional”.

Entre sus técnicas, se sugiere que los nuevos esposos conozcan las debilidades de su pareja y así puedan evitar traer a casa alimentos que tienten a la otra persona. El hecho de refugiarse en la comida para tapar las emociones también suele ser un factor común entre los recién casados que se debe detectar a tiempo.

angie paiva nutricionista

La nutricionista Angie Paiva atiende en la Clínica SER: Capitán Carpinelli 4454 entre Saravi y Choferes del Chaco. Para consultas, marcar cita llamando al (021) 621351.

Comentarios

comentarios